Pacarina del Sur se suma a los actos de recuperación de la memoria de los movimientos de la juventud: el centenario de la Reforma Universitaria (Córdoba, 1918) y el cincuentenario de sus procesos de crítica y resistencia en tiempos de la Guerra Fría en diversos escenarios continentales. 1968 tiene muchos rostros y memorias juveniles por rescatar.

 

Pacarina del Sur se suma a los actos de recuperación de la memoria de los movimientos de la juventud: el centenario de la Reforma Universitaria (Córdoba, 1918) y el cincuentenario de sus procesos de crítica y resistencia en tiempos de la Guerra Fría en diversos escenarios continentales. 1968 tiene muchos rostros y memorias juveniles por rescatar.

 

Pacarina del Sur se suma a los actos de recuperación de la memoria de los movimientos de la juventud: el centenario de la Reforma Universitaria (Córdoba, 1918) y el cincuentenario de sus procesos de crítica y resistencia en tiempos de la Guerra Fría en diversos escenarios continentales. 1968 tiene muchos rostros y memorias juveniles por rescatar.

 
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur

Entrevista a Carlos Tovar a propósito de El socialismo en cuatro horas

Interview with Carlos Tovar about El socialismo en cuatro horas

Entrevista com Carlos Tovar sobre El socialismo en cuatro horas

Pedro Escribano [1]

Recibido: 22-11-2014 Aprobado: 09-12-2014

 

“Ahora producimos más y ganamos igual”

 

Carlos Tovar Samanez (Carlín), el caricaturista del diario La República (de Lima, Perú) y de Pacarina del Sur, es arquitecto de profesión, a la vez periodista gráfico con premios internacionales, que ha hecho de "Carlincaturas" un espacio de atención obligada para la crítica más divertida frente a los personajes del gran teatro político nacional.

Es además, un escritor marxista, autor de varios libros de caricaturas y de economía. Durante más de un lustro viene difundiendo su planteamiento sobre la necesidad de implantar el trabajo universal de 4 horas diarias, el mismo que tiene su correspondiente sustento científico. Si la tecnología es tan avanzada que permite mayor producción y productividad, los trabajadores deberían laborar menos horas con los mismos salarios, de esta manera se podrían incorporar nuevos trabajadores, se combatiría la desocupación y la pobreza. Planteamiento posible, realizable que ya es voceado por otros estudiosos; que navegan en contra de la corriente del capitalismo salvaje. De eso se trata, de atreverse a cambiar esta realidad en una nueva realidad.

Carlos Tovar es también afiliado al Sindicato Unitario de Trabajadores del Periodismo y la Comunicación Social del Perú (SUTPECOS) y acaba de presentar en noviembre la Feria de Libro Ricardo Palma de Miraflores (Lima-Perú) su libro denominado El socialismo en cuatro horas.En el cualpropone la regulación de la jornada laboral de cuatro horas.

 

¿Se ha convertido acaso en un predicador de una nueva era de felicidad para la clase trabajadora?

Primera vez que me dicen eso, pero no me suena mal. Claro, podría ser vanidoso, pero tomado en el buen sentido, sí, estoy tratando de difundir la idea de que no solo es factible sino indispensable luchar por la jornada laboral de las 4 horas para darle una salida a la crisis mundial.

 

Parece ilógico. Supuestamente trabajar más supone más ingresos y más comodidad, ¿trabajar menos no sería lo contrario?

Has dado en el punto neurálgico de esto, la gran paradoja. Debo aclarar que estamos proponiendo la jornada de 4 horas pero conservando los salarios, no es trabajar menos para ganar menos: es trabajar menos ganando lo mismo. Ahora, lo que tú dices, eso de “trabajando más se gana más” funciona para los emprendedores porque para los que trabajamos por un sueldo no es así: trabajamos más y ganamos igual. Y aquí en el Perú somos la parte más importante del proletariado, casi 40%, es el sector más fuerte de la economía. Ahora, para los que trabajan por su cuenta, como bien dice Serge Latouche, que es uno de los teóricos del decrecimiento, “trabajando más no ganas más” porque trabajando más no haces más que aumentar la oferta de fuerza de trabajo y esta es una mercancía y ¿qué pasa con una mercancía cuando aumenta su oferta en el mercado? Baja de precio. Entonces, trabajando más estás empujando a la baja de precio de la mercancía que ofreces que es tu fuerza de trabajo: trabajando más vamos a ganar todos cada vez menos. Eso es lo que está ocurriendo.


Imagen 1. www.larepublica.pe

 

Cuando se inventó la máquina se ahorró la fuerza de trabajo...

Y ahora se ahorra con la revolución informática.

 

Pero, ¿en ese tiempo no se planteó ese problema?

Claro, cuando hubo la Revolución Industrial lo primero que ocurrió es que, dejado a su libre juego, el capitalismo no hizo más que prolongar la jornada laboral y se llegó a trabajar 16 horas diarias en el siglo XIX. Entonces la lucha de los trabajadores logró ir reduciendo la jornada de 16 horas a 12, a 10 y en 1919 a 8 horas. O sea que este problema ya lo hemos vivido, esta es una película que ya hemos visto en la historia. Las 4 horas es una conquista por concretar.

 

O sea, ¿la máquina no ha hecho feliz al trabajador?

Lo que ha ocurrido es que de 1919 hasta hoy, que ha pasado casi un siglo, la productividad ha seguido aumentando con la revolución tecnológica, entonces se ha aumentado la producción y no se ha reducido la jornada de trabajo. Entonces hay una tremenda desconexión que es la que está provocando la crisis. Eso la gran parte de economistas no ven ahora. La crisis es provocada por esa desconexión: al aumentarse la tecnología y desplazarse la mano de obra en el conjunto de la producción, está cayendo la generación de valor, o sea tiende a caer la tasa de ganancia. En otras palabras, se está generando desempleo, se está evitando que crezca la demanda y llegamos al mismo resultado.

 

¿Aquí plantea que las cuatro horas estabilizan la tasa de ganancia?

Ese es mi modesto aporte a la teoría económica. Eso sí puedo decir que soy la única persona que ha dicho eso, basándome en la teoría del valor de Marx.

 

¿Puede detallarlo?

En pocas palabras: Marx dice que la máquina –o la tecnología–al desplazar al trabajo humano en el proceso de producción, hace que la porción de trabajo humano empleada sea cada vez menor. Por consiguiente, como el valor de cambio es generado por el trabajo humano, entonces, se tiende a generar menos valor y tiende a caer la tasa de ganancia. Entonces, él pone en El Capital, en el tercer tomo, un cuadro que yo reproduzco en el libro donde muestra cómo cae matemáticamente la tasa de ganancia conforme se va incrementando el capital constante –o sea, la tecnología, la maquinaria, los insumos– y disminuye la intervención del trabajo humano, o sea de los salarios. Entonces, con la reducción progresiva de la jornada de trabajo, como también lo demuestro en el libro en otro cuadro, logramos estabilizar la tasa de ganancia. Cuando se incorpora más maquinaria, tecnología y robots en la producción, se debe reducir proporcionalmente la jornada de trabajo para que la gente empleada continúe siendo la misma o mayor. Entonces, la proporción entre las dos partes del capital se mantiene equilibrada.

 

¿Cuáles son tus anteriores obras?


Imagen 2. www.larepublica.pe


Imagen 3. www.larepublica.pe


Imagen 4. www.larepublica.pe


Imagen 5. www.larepublica.pe



Notas:

[1] La entrevista ha sido tomada del diario La República (Lima, 20 de noviembre de 2014, pág. 29). Pedro Escribano estudió literatura en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, es escritor, periodista y editor de la sección cultural del diario La República.

 

Cómo citar este artículo:

ESCRIBANO, Pedro, (2015) “Entrevista a Carlos Tovar a propósito de El socialismo en cuatro horas”, Pacarina del Sur [En línea], año 6, núm. 22, enero-marzo, 2015. ISSN: 2007-2309.

Consultado el Martes, 11 de Diciembre de 2018.

Disponible en Internet: www.pacarinadelsur.comindex.php?option=com_content&view=article&id=1086&catid=5

Si deseas colaborar con nosotros, lee las indicaciones para publicar