Pacarina del Sur se suma a los actos de recuperación de la memoria de los movimientos de la juventud: el centenario de la Reforma Universitaria (Córdoba, 1918) y el cincuentenario de sus procesos de crítica y resistencia en tiempos de la Guerra Fría en diversos escenarios continentales. 1968 tiene muchos rostros y memorias juveniles por rescatar.

 

Pacarina del Sur se suma a los actos de recuperación de la memoria de los movimientos de la juventud: el centenario de la Reforma Universitaria (Córdoba, 1918) y el cincuentenario de sus procesos de crítica y resistencia en tiempos de la Guerra Fría en diversos escenarios continentales. 1968 tiene muchos rostros y memorias juveniles por rescatar.

 

Pacarina del Sur se suma a los actos de recuperación de la memoria de los movimientos de la juventud: el centenario de la Reforma Universitaria (Córdoba, 1918) y el cincuentenario de sus procesos de crítica y resistencia en tiempos de la Guerra Fría en diversos escenarios continentales. 1968 tiene muchos rostros y memorias juveniles por rescatar.

 
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur
Pacarina del Sur

Los Macri: la mafia calabresa en la Argentina. Hipótesis sobre una zaga peligrosa

Macri: the Calabrian mafia in Argentina. Hypothesis about a dangerous back

O Macri: a máfia calabresa na Argentina. Hipótese sobre uma volta perigosa

Alejandro C. Fernández

 

 “Detrás de cada gran fortuna hay un crimen”. Honoré de Balzac
Epígrafe del libro El Padrino; Mario Puzo.

La mafia calabresa aparece en la actualidad como una de las  organizaciones criminales más peligrosas del planeta. Según reportes de investigadores especializados tiene presencia en todo los continentes y muestra el vigor y la capacidad suficiente para disputar el liderazgo a otros cárteles y conquistar nuevas plazas para el traslado y  venta de estupefacientes. Surgida en el siglo XIX en el sur de Italia, durante el siglo XX se expande hacia América del Norte y Sudamérica, Australia y otros  países de Europa a través de la inmigración calabresa. (Algañaraz, 2016; Gratteri, 2015)

Hasta mediados del siglo XX sus actividades criminales más frecuentes son la venta de protección a grandes inversores y empresarios, la extorsión a políticos y funcionarios públicos vinculados a hechos de corrupción, la intermediación laboral ilícita (caporalato) y los secuestros extorsivos.

En las últimas cuatro décadas se dedica al narcotráfico, especialmente al control de las rutas para la introducción de cocaína y heroína en Europa, y al tráfico de migrantes africanos en Europa (nuevo caporalato).

Su organización se basa en grupos familiares llamados ndrinas y en una jefatura marcadamente jerarquizada, integrada por algunos de los “capos” más destacados. El más famoso del siglo XX se llamó Ztony Macrí, apodado el capo de dos mundos, por su influencia sobre América y Australia. Este jefe fue asesinado en 1975 en Siderno, localidad de Calabria.

En la actualidad,  la mafia calabresa o  “Ndrangheta”,   ha desplazado a otras organizaciones mafiosas. Surgió en una región pobre y aislada, que ha mantenido estas características, mucha población campesina formada por pequeños productores y lazos parentales muy sólidos, y supo conservar escasa visibilidad en la opinión pública mundial.  A diferencia de la Cosa Nostra siciliana o la Camorra napolitana, los grupos calabreses representan una organización  menos conocida y menos expuesta a los medios. Sin embargo, su secretismo y sus lazos de sangre exclusivos le han permitido crecer en el ambiente delictivo internacional. Tiene un nivel muy bajo de delación, y no ha protagonizado asesinatos espectaculares, a excepción de la ejecución de algunos militantes comunistas del sur de Italia o dirigentes de la Democracia Cristiana con quienes se rompieron los antiguos acuerdos de tolerancia y complicidad.

La mafia  rechaza las leyes oficiales y el marco jurídico sobre el cual se sostiene el derecho penal italiano. Se rige con códigos propios. El honor, la lealtad y la defensa de la familia son los valores centrales. Tienen una formación violenta, de perfil casi militar, apoyada en el culto al autoritarismo, además de vertical y con alta capacidad operativa. Desde niños aprenden a manejar armas,  a obedecer a los mayores,  guardar secretos, y  respetar los códigos mafiosos.

En la región de origen, Calabria,  operan también con una estructura horizontal, de tipo asamblearia, en  donde se toman las decisiones según el parecer de los capos de la organización de acuerdo al nivel de responsabilidad, prestigio y antecedentes de cada uno de ellos. Pero ha surgido  un grupo llamado los “invisibles” articulado a partir de una capa superior de “empresarios” ubicados fuera de Italia  que “lavan” el dinero ilícito de la ndrangheta a través de la realización de grandes obras de construcción – en particular levantamiento de infraestructura contratada por los propios gobiernos - apertura de empresas fantasmas en paraísos fiscales, y la compra-venta de equipos y jugadores de futbol, también la administración de apuestas y casinos ocupan un lugar central en el circuito de traspaso de los recursos del mundo subterráneo al sistema financiero legal. En su último libro, Francesco Forgione, el ex –Presidente de la Comision Antimafia del parlamento italiano,  advierte, con especial preocupación,  sobre este tema, que considera de gran actualidad y riesgo para el marco institucional de los países penetrados por la mafia (Forgione, 2016).


Franco Macri
Imagen 1. Franco Macri. http://www.lanacion.com.ar

Existe un dato reciente de carácter sustantivo: la mafia calabresa ha establecido alianzas con cárteles latinoamericanos como los ZETAS de México.  Su peligrosidad es tan evidente que el Papa Francisco la ha excomulgado y el gobierno de los Estados Unidos la ha incluido en la nómina de organizaciones terroristas internacionales junto al Estado Islámico, al régimen iraní y otras expresiones islámicas fundamentalistas.

En la Argentina, la ndrangheta no tiene referencias concretas que hayan podido identificarse, aunque se sabe que la Ciudad de Buenos Aires, Rosario, y el conurbano bonaerense han sido el destino de una numerosa inmigración calabresa en la primera mitad del siglo XX. Bajo formas encubiertas y detrás de actividades comerciales o culturales, reconocidas públicamente, esas comunidades de calabreses migrantes han dado apoyo a grupos mafiosos que permanecen de manera temporal en el país o se trasladan de una provincia a otra para no ser detectados.

Recientemente, han surgido diferentes denuncias, algunas de ellas emitidas por personalidades vinculadas a la Iglesia Católica, o a reconocidos periodistas de investigación, que merecen ser evaluadas por los lectores por su gravedad institucional. Nos limitamos a comentar las opiniones y denuncias de periodistas independientes, ya que incluir las querellas y acusaciones de opositores políticos puede ser controvertido si no están debidamente sustentadas.

La forma de organizar estas denuncias sería plantear como hipótesis central que la familia del actual presidente Mauricio Macri,  podría tener vinculaciones con la mafia calabresa, y enumerar los principales indicios que se conocen hasta el momento.

 

El inicio de una zaga: Giorgio Macri

Según los datos oficiales reconocidos por Franco y Mauricio Macri, el iniciador de la dinastía fue Giorgio Macri, nacido en Polistena, Calabria en 1899. Giorgio habría pertenecido a una familia de medianos terratenientes, propietarios  del correo local, y responsables de haber formado una empresa de construcciones que se extiende al África y a ciertas ciudades de Europa que dan al Mar Mediterráneo. Se casa con Lea Garlani, de una familia de trasportistas de Viterbo, e hija de un alto funcionario de Mussolini. Años después se divorcia de su esposa y se radica en Roma donde funda un periódico y un frente político electoral denominado Frente del Uomo Qualunque. Fracasada su experiencia político-electoral, al obtener un exiguo caudal de votos,  viaja a la Argentina en 1947. Lo acompañan, dos años después, sus hijos. De todos ellos hay que poner atención en Franco,  el primogénito.  Franco se registró como  estudiante de ingeniería, y  trabajó junto a su padre en Buenos Aires a fines de la década del 40 en el sector de la construcción. Giorgio Macri muere en el municipio de Tandil, Provincia de Buenos Aires,   a principios de los años 70 (Di Marco, 2017).

Lo  que no se cuenta en la historia oficial – y se oculta con inusual celo en los medios políticos -  es que Giorgio Macri era primo de Ztoni Macrí, nacido en Siderno en 1902. Ztoni Macrí es el líder histórico de la mafia calabresa y encargado de organizar una red en toda América con soporte en las comunidades de inmigrantes calabreses. Se destacan, en este sentido,  las sociedades calabresas instaladas en Canadá, Estados Unidos,  Venezuela y Argentina. No hay ninguna información, plenamente confiable, sobre los pasos de Giorgio Macri entre 1947 y 1972, pero todo indicaría que trabajó en organizar el grupo de calabreses en la Argentina. La estrategia fundamental de la ndrangheta era infiltrarse en las clases adineradas, en grandes corporativos patronales  y en las estructuras políticas de los países donde se instalaban (Gratteri, 2015).

  

El continuador: Franco Macri

Franco Macri inicia sus actividades económicas en la Argentina con contratos de construcción de obras públicas y desarrolla el grupo SIDECO, en sociedad con una empresa del grupo Fiat. Contrae matrimonio con Alicia Blanco Villegas, perteneciente a una familia de grandes terratenientes de Tandil. Durante el Gobierno de Isabel Martínez (1974 – 76) – viuda del expresidente Perón -  estableció relaciones con la Logia Masónica, de perfil neo-fascista, P 2 y obtuvo la concesión de algunas obras públicas.

Durante la dictadura militar (1976 – 83) el grupo Macri logra un crecimiento exponencial. En 1976 se forma el grupo “familiar Sociedad Macri”  (SOCMA)  y  hacia 1983 el conglomerado  cuenta con más de 40 empresas.  Entre los negocios del grupo Macri se pueden mencionar  la recolección de basura en la ciudad  de Buenos Aires, la construcción de la red de cloacas en el Municipio de Morón y  la participación en la construcción de la represa Yaciretá. Por otra parte, con base en un acuerdo con el grupo FIAT, los Macri asumen la dirigencia de SEVEL, un importante corporativo automotriz, resultado de la fusión de la citada empresa italiana con la Renault francesa.

En los años 90  los Macri debieron responder ante la justicia al ser procesados por contrabando de autos a Uruguay, pero, al ser  finalmente sobreseídos   el grupo renueva su contrato sobre el negocio de la basura en la ciudad de Buenos Aires (Majul, 1995). Para ese momento ya forman parte del selecto grupo de los denominados “capitanes de la industria” (Ostiguy, 1999).

Al igual que su padre en Polistena, Franco Macri es concesionario del Correo Argentino en los años 90. Como no pagó la totalidad del canon la empresa presentó quiebra. Finalmente, Franco Macri decidió abrir el abanico de sus negocios y estableció alianzas comerciales con el Estado de la República Popular China  y con empresas de ese país. En esas mismas fechas optó por delegar la administración del grupo SOCMA a sus hijos.

Dibujo de  Jorge Guzmán
Imagen 2. Dibujo de  Jorge Guzmán. http://www.rosarioplus.com   

La trayectoria de Franco Macri es totalmente compatible con la de un capo-mafia que desarrolla una estructura económica funcional a la organización delictiva formada en Calabria. Según versiones de medios vinculados a Interpol, el Juez italiano Falcone, antes de ser asesinado, estuvo en Buenos Aires analizando la estructura empresarial y financiera de los Macri.

 

Mauricio, ¿el heredero invisible?

Mauricio Macri es el hijo mayor de Franco Macri y de acuerdo a trascendidos oficiales - aceptados por todos los medios vinculados a la familia – y a los datos que arrojan algunos trabajos de investigación periodística (consultar el texto de Gabriela Cerruti, 2010) heredó, del corporativo SOCMA, un patrimonio relativamente modesto, si se mide con respecto al total de activos acumulados por su padre. Sin embargo, todo indica que, desde ese momento,  participa activamente en una serie de actividades y transacciones que resultan, al menos,  sospechosas, otorgando el beneficio de la duda, o francamente ilícitas si ponderamos algunos de los factores “extra-económicos” intervinientes. Veamos algunas de ellas:

-Continúa en la obra pública a través de la empresa IECSA, que pasa a manos de su primo Gianfranco Macri y luego al control de un empresario amigo. La inversión de recursos financieros en las obras públicas, es una actividad tradicional de la mafia italiana.

 -En los años 90 se desempeña como Presidente del Club Boca Juniors y participa activamente en la organización de partidos amistosos en México y Colombia. Se lo menciona como intermediario en la compra-venta de jugadores a grupos  narcotraficantes (Lindner, 2017; Cerruti 2010), mediante acuerdos directos con el cartel colombiano de Medellín.

 -Durante esos mismos años se encarga de gerenciar una línea aérea regional. Se funda la empresa aérea Mac Air  que en la década siguiente desarrolla rutas en el norte del país (Aerochaco). Hay denuncias que esos vuelos fueron usados por narco-traficantes (Ferrante, 2016).Más recientemente la empresa es vendida al grupo AVIANCA pero mantiene el mismo cuerpo directivo. Avianca obtiene rutas regionales, entre otros el vuelo Buenos Aires-Rosario.

 -Mantiene contactos reservados, con  artistas e intelectuales vinculados a la mafia italiana. Pareciera que la isla de Cerdeña podría ser el escenario de  frecuentes encuentros entre Mauricio y Franco Macri con” la mafia de guante blanco” de Italia. El lugar concreto sería la mansión de Giorgio Nocella, un empresario que figura en el Directorio de varias empresas del grupo y es íntimo amigo de Franco. Estos hechos están relatados  en el  libro sobre Daniel Scioli (Scioli Secreto, 2015, de Pablo Ibáñez y Walter Schmidt) quien también habría participado en esos encuentros y son referidos en artículos del analista Carlos  Pagni, colaborador  del histórico diario conservador La Nación (Pagni, 2015). Una de las empresas que aparecen en Panamá Papers está vinculada a los hijos de Nocella al igual que su mansión en Cerdeña (O´ Donnell, 2017).

-Mantuvo contactos con redes de trata de personas con fines de explotación sexual. Hay fotos en locales nocturnos  del ex agente de la Secretaría de Informaciones del Estado (SIDE) Raúl  Martins, quien era dueño de una red de prostíbulos encubiertos en el mundialmente conocido centro turístico de Cancún y en barrios elegantes de Buenos Aires.  Su hija, Lorena Martins lo acusa de trata de personas con fines de comercio sexual y de aportar a la campaña de Macri como Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Esta situación es muy  grave  y ha motivado varios artículos de Gustavo Vera, titular de la Fundación Alameda y de la laureada periodista mexicana Lydia Cacho. Más grave aún son los vínculos que el cartel mexicano de los Zetas sostiene con el grupo que capitanea Raúl Martins, amable anfitrión de Mauricio Macri en múltiples visitas al balneario de Cancún.

- Como Jefe de Gobierno de la capital argentina, tuvo participación en una vasta red de escuchas ilegales, que incluyen algunos problemas de familia y pleitos por reparto de recursos. Es típico de las asociaciones mafiosas controlar a familiares díscolos y a los amigos que rompen las reglas del juego o sacan partido al amparo de favores políticos. Sobre este asunto circuló, a fines del año 2017, un listado de casi 600 “indeseables” en el cual figuraban enemigos políticos – en particular exfuncionarios de Cristina Kirchner – y muchos hombres de negocios que se cortaron por la libre. El tema, ventilado en todos los medios, llegó al ámbito judicial y vale la pena no perderle la pista (Olivera, 2017).

-Ya como Presidente de la República, permitió, a través de un decreto que sus familiares declaren divisas y bienes comprados en el exterior en el marco de la ley de repatriación de capitales. Esta medida totalmente anti-ética e inmoral ha motivado varias denuncias ya que constituye una suerte de amnistía de presuntos delitos tributarios. La oportuna cobertura del diario Página 12 hizo público un movimiento, orquestado por el propio Presidente y destinado a solapar a parientes y amigos, involucrados en una fenomenal maniobra de ingreso de dólares y de evasión impositiva.

-Designó como colaboradores a varios empresarios o dirigentes políticos acusados de trata de personas con fines de explotación laboral. Entre ellos se destacan Ramón Puerta, ex Gobernador de Misiones y empresario yerbatero imputado por trabajo forzoso, designado Embajador en España;  Luis Etchevehere, acusado de trabajo forzosos y evasión tributaria, designado como Ministro de Agro-industria y al líder gremial Gerónino Venegas, dirigente sindical de los trabajadores rurales, acusado de complicidad con los terratenientes, quien fue colocado al frente del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y estibadores (RENATRE).

- El poder político de Mauricio Macri se refuerza con la presencia de numerosos Ministros, Secretarios de Estado y Directores de organismos públicos descentralizados, que tienen antecedentes en grandes empresas nacionales o extranjeras y posibles negocios comunes con el Presidente. Entre otros  se destacan: el grupo familiar Braun-Peña (La Anónima, Banco de Galicia) en el que se puede mencionar al Jefe de Gabinete, Marcos Peña Braun, al Secretario de Comercio Miguel Braun y a una docena de funcionarios de menor rango; a los vice-jefes de Gabinete Mario Quintana(ex Farmacity) y Gustavo Lopetegui (Ex Lan); al Ministro de Energía Juan Aranguren(ex Shell),  al Ministro de Finanzas, Luis Caputo(ex Banca Morgan) y al Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne (ex Banco Galicia). Según algunos periodistas como Franco Lindner, el Presidente Macri, actúa como jefe de una mafia y sanciona a los funcionarios, dirigentes políticos o gremiales que obstaculizan sus negocios (Lindner,2017; Olivera, 2017). La expresión “mandarlos a la luna” utilizada por el propio Macri, corrió como mancha de aceite hirviendo en los ambientes políticos que aún recuerdan con horror, las definiciones que en tono parecido, se utilizaron durante la dictadura (1976-83) para detener y desaparecer a los opositores al régimen.


Imagen 3. http://notiforo-amigosdelmundovirtual.blogspot.mx/    

 

Reflexiones a modo de  conclusión

Es urgente comprobar las graves sospechas sobre los posibles vínculos y actividades mafiosas de la familia Macri. El tema tiene gravedad institucional. De existir alguna certeza sobre estas conjeturas, nuestro país sería muy vulnerable ante presiones de  organismos internacionales – financieros y de derechos humanos -    además de incorporar al Estado argentino a una red delincuencial transnacional difícil de erradicar.

Se supone que la esencia de la política es servir al pueblo y defender los intereses colectivos. El  primer mandatario debe gobernar para el conjunto de los sectores sociales y no para acrecentar su propio patrimonio. Debe buscar el consenso y abrir el debate, no imponer su voluntad de manera autoritaria y menos aún, tapar sus errores mediante la persecución judicial de los funcionarios que colaboraron con Cristina Kirchner. Los jueces federales transformados en “grupo de choque” del Poder Ejecutivo, es un pésimo ejemplo de la tan cacareada división de poderes con la cual Macri, quiere deslumbrar a la sociedad argentina y hacer buena letra ante el mundo de los grandes inversores.

En la historia mundial no es la primera vez – ni será la última -  que un  personaje intransigente y simulador, emergente de la “no-política”,  llega al gobierno por el voto popular.  Pero es triste que en la Argentina surja y se consolide un Estado mafioso. Es muy esclarecedor un texto de Franco Lindner, Jefe de la Sección política de la Revista Noticias, en su reciente libro titulado La cabeza de Macri. Como  piensa, vive y manda el primer Presidente de la NO política:

 

…El capo querías dejar en claro quién manda. Los ancestros de Macri son de Calabria, la región del sur italiano, cuya mafia, la Ndrangheta no tiene nada que envidiarle a la Cosa Nostra siciliana o a la Camorra de Campania. De hecho hoy se la considera la mayor organización criminal del mundo, dedicada al tráfico de drogas, el contrabando de armas, el lavado de dinero, la corrupción de la obra pública-lo dicen los investigadores internacionales-y los emprendimientos legales como restaurantes y supermercados. Entre las familias tradicionales de esa mafia, señalan los entendidos están los Piromalli de Gioia Tauro, los Trípodo de Sambatello, los De Stefano de Reggio Calabria, los Nitra de San Luca y los Macrí-con acento grave-de Siderno. El jefe de este último clan era Antonio Macrí, pero  a los estudiosos del tema no les queda claro el parentesco con Giorgio, el abuelo del Presidente, dedicado a la construcción y a la política. ¿Hermanos? ¿Primos?...... Nadie está en condiciones de afirmar que el Presidente argentino integre las filas de la Ndrangheta, pero sin dudas, la sangre tira. Un calabrés no olvida ni perdona. Es implacable con sus rivales. Sobre todo, con los que pretenden entrometerse en sus negocios. Contra estos últimos la venganza será terrible…” (Lindner, 2017:152-153)

 

Este texto, escrito por Lindner a mediados de 2017, se refería al despido de altos funcionarios como el Ministro de Hacienda, el Presidente del Banco Nación, la titular de Aerolineas Argentinas y el Director de PAMI, pero también es aplicable a periodistas que visibilizaron sus negocios. La innegable presión sobre el diario Página 12  - una voz solitaria en el desierto – así como el hostigamiento al analista político Horacio Verbitsky, sin olvidar que poco antes, se produjeron las bajas de Víctor Hugo Morales y Roberto Navarro, son hechos que completan un cuadro político preocupante para el ejercicio de las libertades públicas.  Los casos mencionados, son el botón de muestra de una voluntad represiva que nace de la Casa Rosada y es apenas contenida, por la denuncia de algunos partidos de oposición y organismos de derechos humanos. Todos conocemos los casos de Milagro Sala, injustamente detenida,  y los asesinatos de militantes mapuches en la Patagonia: Santiago Maldonado y Rafael Nahuel

En momentos en que a nivel mundial se cuestiona a funcionarios que tienen empresas off shore o son sospechosos de cohecho, negocios ilícitos y evasión impositiva, pareciera que el Presidente Macri no es un buen ejemplo para ofrecer tranquilidad social y el ingreso de dólares frescos. Argentina está pasando de emblema mundial en la defensa de los derechos humanos y las libertades públicas – un reconocimiento bien ganado por los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner -  a ser un estado mafioso.

 

Bibliografía:

  • ALGAÑARAZ, J. (2016). “La mafia calabresa, convertida en el mayor grupo criminal del mundo”. Clarín (Buenos Aires), 17/VIII/2016.
  • _____ “Crimen organizado en las sombras. Así es la cúpula secretísima de la mafia más grande del mundo”. Clarín (Buenos Aires), 14/VIII/2016.
  • CERRUTI, G. (2010). El Pibe. Buenos Aires: Planeta.
  • DI MARCO, L. (2017). Macri. Buenos Aires: Sudamericana.
  • FORGIONE, F. (2016). La Ndrangheta. Una mafia en las sombras. Madrid: El Viejo Topo.
  • _____. (2010). Mafia Export. Barcelona: Anagrama.
  • GRATTERI, N. (2015). Hermanos de Sangre. Barcelona: Debate.
  • IBAÑEZ, P. y SCHMIDT, W. (2015). Scioli Secreto. Buenos Aires:Sudamericana.
  • LINDNER, F. (2017). La cabeza de Macri. Buenos Aires: Planeta.
  • MAJUL, L. (1995). Los dueños del poder. Buenos Aires: Sudamericana.
  • O DONELL, S. y LUKIN, T. (2017).  Argen Papers. Buenos Aires: Sudamericana.
  • OLIVERA, F. (2017). “Comodoro Py espía la lista negra”. La Nación (Buenos Aires), 02/XII/2017.
  • OSTIGUY, P. (1990). Los capitanes de industria. Buenos Aires: LEGASA.

 

Cómo citar este artículo:

FERNÁNDEZ, Alejandro C., (2018) “Los Macri: la mafia calabresa en la Argentina. Hipótesis sobre una zaga peligrosa”, Pacarina del Sur [En línea], año 9, núm. 34, enero-marzo, 2018. ISSN: 2007-2309.

Consultado el Sábado, 20 de Octubre de 2018.

Disponible en Internet: www.pacarinadelsur.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1590&catid=8

Si deseas colaborar con nosotros, lee las indicaciones para publicar